Presentación del libro “Cinco Años a Caballo”, de Bettina Bonifatti.

Por momentos sentí que me hallaba leyendo las representaciones históricas del siglo XIX, por aquellos años del 1800, en donde la Argentina era una extensión de agros e infinitos horizontes. Me trasporté, acompañada por el más vasto paisaje que se pueda imaginar, de viviendas al pasar y personas por conocer, a los tiempos de gauchos, campo y mates.

Cuando el viaje se hace pesado y el hambre empieza a jugar una mala pasada, en el camino a caballo, según una costumbre gaucha, alguien te abre una puerta, te recibe, te cobija y te alimenta para que puedas continuar tu recorrido.

Seguí leyendo, sumergida en esas descripciones, y de repente me di cuenta de que no era el siglo XIX, era fines de los años ochenta y un televisor –según el relato- sonaba de fondo. Caí en la realidad, quién describía esas impresiones era una chica de veinte años, que un día decidió subir a un caballo sin saber cómo hacerlo ni cuándo volvería.

Leí su libro, la acompañé y me ubiqué en su lugar para saber si yo también era capaz de soportar semejante viaje. Ella era valiente, aunque a veces  se preguntaba por qué estaba haciendo todo eso. Muchas veces quiso volver. Muchas. Sin embargo, ella y su caballo seguían avanzando.

En un ambiente cálido, familiar y de muchos amigos, la presentación del libro Cinco años a caballo,de Bettina Bonifatti, se realizó el 16 de septiembre en Shambala, en el barrio porteño de Palermo. La exposición estuvo a cargo de Laura Estrin y Lucas Brockenshire, exhibieron algunos aspectos de la vida de la autora y dieron detalles de la realización del libro. El murmullo de los presentes era acompañado por la voz silenciosa de unos cuadros de Bob Marley, colgados junto a tapas de discos de vinilo que daban la impresión de estar en un remolino de estilos y épocas.

Las frases más destacadas de Bettina fueron: “Los primeros escritos que uno realiza son autobiográficos”, “Un viaje no se puede contar” y “La literatura me ganó”. Además reveló que, años posteriores al viaje, ya casada y madre, su casa sufrió una inundación. El agua había arrasado con todo. Su hijo, aún bebé, fue rescatado de la cunita, pero los veinte cuadernos de 200 páginas con cinco años de viaje, no. Todo se había perdido y con ello un viaje escrito. Cuando las aguas bajaron y la calma volvió, descubrió que los cuadernos húmedos y amarillentos seguían allí y, gracias a que las tapas eran de hule, pudo rescatar las anotaciones, aunque las palabras en tinta también lloraban el paso del agua.

Al escuchar el relato, pensé que el suceso había sido una señal, su deber era narrar ese viaje, tenía que darlo a conocer al mundo y todos teníamos que estar al tanto de su experiencia.

Con Cinco años a caballo viajarás por diferentes carreteras, estarás en el borde de las banquinas, atravesarás llanuras, verás montañas, conocerás familias – así las llama ella-, serás testigo de la alegría, la dicha y la desesperación, todo al mismo tiempo. Aprenderás –junto a la autora- sobre caballos, sobre los diferentes tipos de raza, a ensillarlos, alimentarlos, contenerlos y amarlos. Distinguirás su alma, conocerás sus miedos y sufrimientos. Bettina Boniffati nos trasladará a los lugares más recónditos de Argentina e incluso, más allá de sus fronteras, nos llevará al fascinante mundo de los caballos y lo que significan para ella.

Algo  fundamental para el ser humano y que día a día consumimos, sin pensar si alguna vez nos faltará, es el agua.  Agua que calme la sed, aplaque el cansancio y sane el alma. Agua que falta. Agua que se anhela. En ese contexto, ella tiene que decidir si bebe lo poco que tiene o lo suministra al caballo para que puedan continuar –ambos- el camino, un dilema que se presenta permanentemente en el viaje y que, en nuestra rutina diaria y urbana, no tenemos en cuenta.

No te diré cuál será su decisión, tampoco contaré el final. Simplemente, plantearé la duda para que, a través de Cinco años a caballo, puedas conocer la respuesta.

Cinco años a caballo está disponible en edición papel. 328 paginas. Librería La Barca. Av. Raúl Scalabrini Ortiz 3048, Ciudad de Buenos Aires. Teléfono: +5411-4806-0395.

Publicado originalmente en Periódico Irreverente. Link a la Web | Link a la Reseña

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SIGUE LEYENDO: